En el predio de la Gobernación de Alto Paraná se desarrolló en la mañana de este viernes, el Foro Social Campesino del décimo departamento del país, que congregó a una gran cantidad de labriegos, como así también a parlamentarios, autoridades nacionales, departamentales y locales. El objetivo común, es el de buscar solución a la problemática de la tierra en la zona. “Respetamos la propiedad privada, pero también exigimos que las tierras malhabidas sean devueltas a los verdaderos sujetos de la Reforma Agraria y castigar a los bandidos y estafadores que cargaron sus bolsillos con el negocio de las tierras en estos años”, sentenció el gobernador, Roberto González Vaesken, en su discurso a los presentes.
Sectores de varias organizaciones campesinas se acercaron al conversatorio y expusieron sus reclamos a los que catalogaron como injusticias. Casi todos los dardos apuntaron al Instituto Nacional de Desarrollo Rural y de la Tierra (INDERT), que estuvo representado por Mario Vega, actual presidente, quien asumió hace algunas semanas.
Del encuentro participaron los senadores: Sixto Pereira, Víctor Ríos, Paraguayo Cubas, Enrique Salyn Buzarquis y Hugo Richer. Los diputados: Blanca de Caballero, Jorge Britez y Carlos Portillo. Todos hicieron uso de palabra y se dirigieron a los presentes prometiendo trabajar para devolver las tierras de la Reforma Agraria a sus verdaderos beneficiarios.
“Nosotros presentamos y ponemos a consideración proyectos que piensen y estén del lado de la gente. Respetando la propiedad privada. En este encuentro nos hemos convocados dirigentes de diferentes movimientos, partidos, clases sociales, de tal forma a que podamos hacer una mesa de dialogo y buscar la solución. El estado paraguayo, la república del Paraguay, tiene 406.000 kilómetros de tierra y resulta ser que tenemos títulos por 500.000. Entonces esos 100.000 son títulos duplicados, falsificados. Tenemos muchas tierras que son del INDERT y que no están en propiedad de los sujetos a la Reforma Agraria. Entonces recuperar esas tierras malhabidas, ofrecer al pueblo paraguayo, y, castigar a los bandidos y estafadores que cargaron sus bolsillos con el negocio de las tierras en estos años”, manifestó el gobernador.
También argumentó que la tarea de la comisión, que ya estaba formada a nivel regional, y a la cual ahora se suman otras autoridades, como los parlamentarios presentes, que estamparon sus firmas como compromiso, será trabajar sin distinción de banderías encarando una investigación apoyando también a la propiedad privada de las personas que tienen en formas sus títulos. “Pero también sacar e ir develando, eso que mucha gente sabe, que verdaderamente se terminaron vendiendo o dando derecho a personas que no tienen esa posibilidad. Entonces hoy este fórum va a seguir de tal forma que podamos ir investigando y tratando de reivindicar estos derechos de las personas que verdaderamente necesitan de la tierra en Paraguay”, afirmó.
En otro momento, González Vaesken manifestó que hace unos meses se constituyó una mesa de diálogo y trabajo a nivel Alto Paraná. El tema es que la Gobernación no tiene una influencia en el Parlamento. Lo queremos hacer es un nexo de comunicación. Trabajar con el presidente del INDERT, con los parlamentarios y tener esa verdadera fuerza para cambiar toda esta situación que afecta a miles de campesinos y compatriotas paraguayos. Sabemos que hubieron funcionarios del INDERT de años y años que han terminado realizando estafas contra el Estado, titulando y falsificando títulos. Queremos eso, vuelvo repetir, recomponer y dar la gente que corresponde y personas que están involucrados en estos ilícitos que se vayan presos, sea quien sea. El Pueblo paraguayo no puede estar aguantando este tipo de cosas”, afirmó.
El gobernador también destacó que se inicia esta tarea en Alto Paraná y que espera también se materialice en otros departamentos. “Iniciamos este trabajo, ya que como gobernador dentro de nuestro postulado esta la descentralización y la recuperación de las tierras, y, espero que en varios otros departamentos también se puedan hacer, con mucho respeto. No buscamos ningún tipo de violencia. Respetando la propiedad privada pero también recuperando lo que es malhabido y del Estado paraguayo”, explicó.