El Gobernador Lucho Zacarías,  junto a los feligreses altoparanaense se congregaron en la parroquia del Km 20 Minga Guazú, en honor a la Virgen María Auxiliadora, patrona del Agro del Alto Paraná, participó de la misa central que fue presidida por el Monseñor Guillermo Steckling.

Tras la ceremonia el ejecutivo departamental mencionó que el Alto Paraná es bendecido por su tierra, sus recursos naturales y  su gente, y que solo requiere de la unidad de los pobladores  y las autoridades para seguir creciendo con mayor fuerza, al mismo tiempo refirió que para lo mismo debe trascender la responsabilidad y transparencia de parte de todos. “Hoy llegamos a la casa de nuestra madre como hijos agradecidos que somos, pero a la vez para  renovar nuestra Fe y el  compromiso que hemos tomado ante Dios y el pueblo, el Alto Paraná es un departamento más que bendecido y debemos de reconocer que para crecer solo necesitamos hablar menos y trabajar más y por sobre todo de manera conjunta sin escatimar esfuerzos” dijo Lucho Zacarías.

En otro punto, señaló que seguirá honrando la confianza de la gente con una administración transparente con inversiones en todas las áreas en especial a favor de los más vulnerables. “No nos detenemos solo miramos hacia delante y respondemos con trabajo y más trabajo a las críticas de algunos que solo se ocupan de  disentir las obras e inversiones que realizamos, les invito a todos a luchar por el bien común y el bienestar de nuestra gente” acotó el gobernador.

Participaciòn en la Misa principal en homenaje a la Patrona de Alto Paranà Marìa Aux.