El gobernador del Alto Paraná, Roberto González Vaesken, se reunió en la mañana de este martes con los adultos mayores, quienes reclaman y exigen al Estado el aumento de la lista de beneficiados de la pensión alimentaria, el aumento del monto que se percibe, como así también, que los adultos mayores en estado de vulnerabilidad, reciban una pensión alimentaria de forma automática a los 65 años cumplidos, conforme a lo que dispone el Proyecto de Ley N° 6381/2019, que modifica y amplía la Ley N° 3728/2009 sobre la pensión para las personas de la tercera edad.
Isidoro González, político de la zona, acompaña la manifestación frente a la Gobernación de Alto Paraná. El mismo destacó que “La Ley del 11 de diciembre pasado ya se debió automatizar con los requisitos. El 13 de enero ya se debió promulgar y el Estado ya debió cumplir. “Venimos a buscar un mecanismo de trabajo directo con el gobernador y el presidente de la República y establecer una mesa de trabajo”, manifestó.
Por otro lado, González Vaesken, en compañía de concejales y autoridades departamentales fue al encuentro con los adultos mayores y al escuchar los reclamos indicó: “Estoy con el reclamo. Voy acompañar. Me pongo del lado de ustedes. Mañana miércoles voy a pedir audiencia con el presidente de la República y voy a pedir una resolución para que nuestros abuelitos, dentro de la disponibilidad económica del Estado, puedan cobrar. Esto es algo que se necesita. Hay mucha gente necesitada”, indicó.
Al mismo tiempo el titular del Ejecutivo departamental manifestó que hará lo mismo en el Consejo de Gobernadores del Paraguay, el cual preside. “También voy a reunirme con el Consejo de Gobernadores del Paraguay. Voy a pedir que todos los gobernadores nos pongamos a trabajar para arbitrar los medios para que pueda salir este beneficio que va a venir para la gente de la tercera edad, sin colores. Estamos hablando de la necesidad. Hay que servir al pueblo. También voy a pedir audiencia con el ministro de Hacienda para ver cuando se comenzará a pagar”, acotó.
Los manifestantes afirmaron que no se moverán del lugar, de la avenida Bernardino Caballero. “Vamos a esperar en este lugar gasta tener una respuesta del gobernador, quien nos dijo que va a reunirse con el presidente y mediar para que se cumpla la Ley con nosotros, los de la tercera edad”, relató uno de los manifestantes, a quienes la institución departamental asiste con medicamentos, alimentos y agua.