La Gobernación de Alto Paraná, administración Roberto González Vaesken, subastó durante la mañana de este último sábado 33 vehículos, de administraciones anteriores, que estaban desuso y que ya fueron dados de baja.

 

      Durante el evento se recolectaron G. 346.910.000, los cuales, según los datos, se volverán a destinar para la compra de nuevos vehículos para la institución departamental. 

      Los vehículos: motocicletas, camionetas, automóviles y tractores, estaban abandonados hace años en el patio de la institución. La resolución N° 197/2020 de la Gobernación del Alto Paraná, firmada por el gobernador, Roberto González Vaesken, autorizó al departamento de Patrimonio de la institución departamental a vender en subasta pública vehículos y maquinarias que fueron dados de baja del inventario patrimonial de la Gobernación. El documento también aprobó la tasación y el pliego de bases y condiciones.

     Conforme con los datos, la base de venta de los vehículos era de G. 160.233.333, cuya cifra fue superada doblemente durante el remate. Entre las maquinas ofertadas se encontraban: 11 motocicletas, 10 tractores, 6 camionetas y 6 automóviles.

     El rematador público, Omar Magín Gómez, detalló que el remate más bajo fue de una motocicleta por G. 50.000, en tanto que la puja más importante, fue de un tractor topadora, que finalmente fue rematada por G. 69 millones.

    Luego de la subasta pública, realizada en el tinglado de la Gobernación del Alto Paraná, y tras los trámites administrativos correspondientes, los vehículos fueron entregados a sus nuevos dueños, quienes luego se encargaron de retirarlos.